Limpieza de Acuario, 2da Entrega

Instalación de acuarios, filtros, equipo, acondicionadores, productos comerciales, química y temperatura del agua, troncos, grava, etc.

Limpieza de Acuario, 2da Entrega

Notapor JCésar » 25 Mar 2004, 16:57

SEGUNDA PARTE

Gracias por soportarme, de nuevo yo… y aquí esta la Segunda Entrega de la “Limpieza del Acuario”.

Antes de continuar con ésta segunda entrega, quiero incluir un punto muy importante que omití en la entrega anterior y que sin duda debe de considerarse para evitar accidentes como el que me ocurrió a mi por no tomar las medidas necesarias en cuenta. Es algo tan simple, que yo creo que por lo mismo simple lo pasé por alto: Desconectar el calentador aproximadamente 15 minutos antes de iniciar el desagüe. Recuerdo que aquella vez no me di cuenta de esa falta sino hasta que estaba rellenando de agua mi pecera, recuerdo que metí la mano en el agua de la pecera… y ya se habrán de imaginar el choque eléctrico que recibí. No se trata de una descarga eléctrica que uno no pueda soportar, sino que simplemente la recibes cuando menos lo esperas. Sucede que mientras el calentador permanezca conectado, el delgado tubo de cristal se mantendrá a la temperatura fijada en el termostato, provocando que fácilmente se estrelle al percibir una variación en la temperatura de su entorno inmediato, antes el agua, después el aire, y finalmente agua a una temperatura muy diferente a su temperatura actual. Así que, si el tubo de cristal se estrella y permanece el calentador conectado, al entrar en contacto los circuitos con el agua, la transmisión de la corriente eléctrica se propagará utilizando el agua como medio conductor hasta chocar con nosotros (si tenemos solo algún dedo dentro del agua), provocando una leve descarga eléctrica si nosotros nos encontramos haciendo tierra al exterior de la pecera. La intensidad de la descarga eléctrica será proporcional al voltaje manejado por el calentador de agua.

Me sucedió solo una vez y fue suficiente para aprender, espero que mi experiencia, aunque mala, sirva de prevención para otros compañeros foristas.

Por lo anterior, se deberá desconectar todo aparto de la pecera que funcione mediante corriente eléctrica.

Ahora si entremos en el tema de la segunda entrega de la limpieza del acuario: La Limpieza de los Cristales.

Como ya lo comentamos en la entrega anterior, para realizar la limpieza de un acuario no es suficiente solo cambiar el agua, sino que si pudiéramos llamarlo de alguna manera, apenas se trata de la primera etapa de la limpieza del acuario.

Esta primera etapa no necesariamente tendrá que llevarse acabo cada vez que se limpie la pecera (recomiendo que sí se realice), ya que algunos procedimientos podrán realizarse a pesar de que la pecera se encuentre llena. Estos procedimientos a los que me refiero se mencionarán mas adelante.

Una vez ya vacío el acuario, total o parcialmente, facilitará mas su limpieza, refiriéndonos en esta ocasión a los cristales, los cuales acumulan sobre su superficie interior una capa de una sustancia de textura similar a la mucosa de los peces, la cual es producto de la descomposición del alimento y de otros elementos libres en nuestro acuario, como desechos minúsculos de las plantas y en muy pocas cantidades, heces de los peces. Alguna vez escuché a una persona referirse a esa capa como “El agua echada a perder”. Ésta sustancia provoca el efecto de que el agua se encuentra turba o sucia, a pesar de que ésta esté limpia, siendo entonces lo sucio, el mismo cristal. Algunas veces se puede recoger un poco pasando la yema del dedo sobre la superficie interna del cristal cuando recién se haya desaguado la pecera. Tiene una apariencia viscosa, espesa, de un color grisáceo claro, que además, la encuentran deliciosa los Plecostomus. Cuando los vemos sobre los cristales, no hacen más que estar succionando esa sustancia. He visto que algunos Tiburones Cola Roja o Arco iris también gustan en ocasiones de ella.

Para removerla existen varios métodos, encaminados a darle al agua una apariencia más cristalina, desde elementos que nosotros mismos podemos improvisar en nuestras casas, hasta la adquisición de otros que se venden específicamente para ello. Hablando de elementos económicos y que muchas veces en nuestra casa los tenemos, podría utilizarse una tela de algodón, que estemos completamente seguros de que no desprenderá pelusas y que previamente haya sido enjuagada en varias ocasiones solamente con agua. Al estar limpiando con ella los cristales será necesario enjuagarla en agua fuera de nuestro acuario. Otro elemento casero, es la utilización de una fibra, de las empleadas para lavar trastes, pero que nunca se haya utilizado para ese fin, es decir, nueva, enjuagarla bien y listo; de igual manera, enjuagar por separado. También puede utilizarse la fibra blanca con la que complementamos los sistemas de filtración, compactarla un poco en el hueco de nuestra mano y enseguida frotarla sobre los cristales. Este procedimiento tiene el inconveniente de que si se desprenden partes de la fibra, quedaran flotando o a media inmersión en la pecera, que si bien no son dañinas a nuestros peces, su presencia en el agua no será para nada estética. Otro elemento con el cual se deberá tener extremo cuidado para evitar la aparición de rayas en los cristales, es utilizar alguna corta pluma (navaja pequeña) o mejor aún, una espátula, deslizándolas sobre la superficie del cristal en un ángulo no mayor a 45° y de abajo hacia arriba para evitar la incorporación de esta sustancia en el agua o en la grava de nuestra pecera. Además es útil para remover las desagradables marcas sarrosas que algunas veces produce la evaporación del agua cuando esta se encuentra en niveles alcalinos altos.

Ahora refiriéndonos a los elementos que podemos comprar para dicho fin, se encuentran los limpia vidrios, que son estructuras de plástico (algunas veces de aluminio) que tienen una esponja por un lado y por el otro una pestaña de hule plástico, que además se acompañan de un mango de plástico de diferentes tamaños que nos permiten alcanzar prácticamente cualquier punto del cristal de la pecera. Es la herramienta que utilizan las personas que limpian cristales de automóvil en los cruceros. En estas herramientas, tal vez su principal inconveniente será que para que la limpieza sea buena, además de su precio, es que el acuario tendrá que estar vacío.

Otro elemento muy efectivo, es el manejo del imán, que está compuesto por dos secciones, una interna que contiene una fibra que es la que realizará la limpieza del acuario, y por otra externa con un pequeño mango que facilitará su desplazamiento por todo el cristal, controlándolo desde afuera, ya que en el interior de cada una de las partes, se encuentran dispuestos en polos opuestos unos imanes. Una gran ventaja de este instrumento es que se puede emplear aunque nuestro acuario se encuentre lleno de agua, su limitante es que se requiere de paciencia y tiempo para aplicarlo, ya que de emplearse muy rápido, no dará como resultado una buena limpieza, además de que se corre el riesgo de que al moverse rápido la parte exterior, la parte interior pude quedar fuera del alcance del campo magnético de su polo opuesto y caerse al fondo de la pecera. Otro inconveniente es que ésta herramienta también es algo cara y a veces difícil de conseguir. Aconsejo que mientras se emplee, se desconecten y retiren lámapras y calentadores, ya que su campo magnético pudiera afectar el funcionamiento de los mismos.

Mientras la pecera se encuentre vacía o semivacía, no deberemos darnos prisa por terminar pensando en que tal vez les faltará oxigeno a nuestros peces por tener poco agua y estar desconectada su bomba aireadora. Si nuestro sistema de oxigenación es bueno y ha estado funcionando por al menos 24 horas consecutivas antes de la limpieza, entonces nuestros peces podrán permanecer en poca de esa misma agua sin problemas por espacio de tres a cuatro horas, si no es que más, siendo éste el tiempo suficiente para realizar una muy buena limpieza.

La limpieza exterior de los cristales, recomiendo que se realice como última etapa, entonces hablaremos de ella en otra entrega mas adelante.

Con esto terminamos la limpieza interna de los cristales. Para la próxima entrega hablaremos de los provechos que podremos obtener al estar nuestro acuario con poco o nada de agua.

Saludos…!!!
"Cuando las cosas no estan bien, es porque estan mal"
Avatar de Usuario
JCésar
autor de artículos
autor de artículos
 
Mensajes: 275
Registrado: 11 Feb 2004, 21:26
Ubicación: Saltillo Coah., México

Volver a El Acuario

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 5 invitados